You are here

El bebé debe permanecer en casa y no ir a lugares públicos hasta que reciba permiso médico para hacerlo. El bebé aún es muy vulnerable a las infecciones y los gérmenes deben controlarse tanto como sea posible.

Los padres deben crear reglas para las visitas, la limpieza del hogar y la preparación de los alimentos. Todas las familias son diferentes, y las ideas sugeridas sobre las visitas y la limpieza varían según las recomendaciones del médico y el estilo de vida de cada familia.

A continuación encontrará algunas sugerencias para la preparación del hogar.

Reglas para las visitas

  • Los visitantes deben ser personas que viven en la casa o que cuidan habitualmente del bebé, como las abuelas o niñeras y los enfermeros
  • No se debe permitir la visita de ninguna otra persona en la casa
  • Cualquier persona que entre a la casa, incluidos visitantes y padres, debe lavarse las manos, lo cual debe hacerse justo antes de tocar al bebé
  • Los visitantes no deben estar enfermos. Si los padres se enferman, deben evitar el contacto con el bebé
  • Los visitantes, al igual que los padres, deben tener cuidado de no toser o estornudar cerca del bebé

Sugerencias de limpieza

  • Limpie con vapor las alfombras si es posible y quite cualquier alfombra que tenga moho
  • Trapee con vapor todos los pisos de superficie dura
  • Ponga un filtro de aire de alta eficiencia (HEPA) en la aspiradora
  • Evite el uso de zapatos en su hogar
  • Instale filtros HEPA en el sistema de climatización y cámbielos cada mes
  • Mantenga las ventanas y puertas cerradas
  • Limpie todos los objetos y superficies que el bebé pueda tocar
  • Limpie los sitios que han sido tocados por otras personas en la casa, como los grifos, encimeras, picaportes, cordones de persianas e interruptores de luz
  • Mueva las plantas a un área de la casa donde el bebé no vaya. Las plantas generan moho
  • Las mascotas pueden permanecer en la casa, pero no deben tener contacto con el bebé

Precauciones con los alimentos

  • El bebé solo debe consumir alimentos en frasco o que hayan sido cocinados completamente. No le dé frutas o verduras crudas al bebé
  • Evite poner frutas y verduras en el encimero; refrigérelos
  • No le dé miel al bebé